Hace pocos días ha sido el Gran Debate del Estado de la Nación, entre las muchas tonterías y propuestas cobardes que hemos escuchado a nuestros queridísimos y honrados políticos, se encuentra la nueva ley de emprendedores que va a cambiar el rumbo de España y muy probablemente el rumbo del mundo, girará al revés, como siempre mucho ruido y pocas nueces.Hace ya mucho tiempo decidí que el camino que debía seguir mi carrera profesional debía ser el de emprender por mi cuenta, tras dos fracasos, uno por cuenta propia y otro por cuenta ajena, decidí que prefería ser yo el responsable de mis fracasos y no la víctima de los fracasos de otros.

Espero desde hace tiempo noticias de este gobierno, para mí el gobierno de la cobardía, porque todo lo hacen tarde y a medias, y me encuentro con la noticia que esperaba desde hace tiempo, la nueva ley de emprendedores. La conclusión que saco de esta ley es que a este gobierno le gusta que todos seamos emprendedores, una buena solución para el problema de paro que estamos sufriendo, pero que sólo arriesguemos los que vamos a emprender, sin que el estado ponga nada de su parte.

Imaginémonos por un momento un parado tipo: cuarenta y tantos años, una familia a su cargo, parado de larga duración, con una gran idea en su cabeza y con muchas ganas para ponerla en práctica. ¿En qué le ayuda el gobierno a ese señor? En nada. Si quiere ser autónomo, pone en riesgo su futuro personal si esa idea sale mal, si quiere montar una S.L. necesita desembolsar como mínimo 3000€ que son una auténtica fortuna para una persona que está sin trabajo. ¿Qué tenemos entonces? Pues tenemos a un gobierno que no piensa más que en macroeconomía pero que no se plantea realmente sacar a este país adelante, tenemos un gobierno inútil.

No entiendo por qué Mariano Rajoy nombra tantos ministros, le valdría con tres:

– Hacienda: Un recaudador que asfixie más a los ciudadanos y que recaude de donde no hay, eso sí, que persiga al que no puede pagar sus impuestos, aunque sea probable que ese dinero lo necesite para comer, y que se haga el loco con los grandes defraudadores porque son ellos los que le van a dar de comer a el en el futuro.

– Asunto Exteriores: Está claro que lo más importante para el gobierno actual son los asuntos de fuera, como negociar inmensas cantidades de dinero, para que las grandes economías no sufran con este estado de recesión, igual el ciudadano no pude pagar la luz, el gas, el crédito, pero lo importante es que esas empresas que sufren esos impagos no sufran las consecuencias, ya les vendrá el dinero por otro lado.

– Portavoz del Gobierno: La farsa hay que venderla de alguna manera, es muy importante para el gobierno que los tontos de los ciudadanos nos lo creamos todo, que creamos que todo es por nuestro bien. Es este, quizás, el Ministerio más importante, las cosas se pueden hacer bien o mal, pero la burra hay que saber venderla para que el Gobierno pueda vivir de la forma más tranquila posible.

¿Para que queremos a los demás ministros? Del trabajo nos ocupamos los ciudadanos que nos buscamos la vida todos los días, de la Sanidad nos ocupamos también nosotros poniéndonos malos la menor número de veces posible, la Justicia….(sin comentarios), la Educación la estamos perdiendo porque cada vez que ellos abren la boca a todos se nos escapan barbaridades, Interior y Defensa yo me imagino a estos dos ministros pasando el día con el móvil y jugando al apalabrados, Cultura y Deportes nos las arreglamos solos perfectamente unas buenas zapatillas y una conexión a internet y asunto solucionado.

La gente que sufre, la gente que lo pasa mal es ayudada por la solidaridad de sus conciudadanos, no por la del Gobierno, Bancos de Alimentos, Cáritas, alguna ONG….El Gobierno se ha puesto en marcha con el tema de los desahucios por la gran presión mediática y social que ha sufrido. Pero qué pasa con los que ya han perdido, con los que no pueden dar de desayunar a sus hijos, con los que ya viven en casa de sus padres, esa pobre gente vive de la solidaridad de sus familias y de sus conciudadanos porque ya no tienen capacidad ni para ejercer presión sobre el Gobierno.

Ley de emprendedores, la nueva ley de emprendedores no sirve para nada querido Gobierno, sirve para que una vez más seamos nosotros los que nos busquemos la vida sin recibir de su parte ningún tipo de ayuda. Con 6000000 de parados hay mucho tipo de parado, hay mucha circunstancia distinta, muchas edades, demasiadas.
Yo soy emprendedor, tengo la suerte de no estar parado y quiero dar trabajo, pero ustedes no ayudan nada.
No se preocupen, ya me buscaré yo la vida.