Podemos, el gran hermano te vigila, este y no otro podría ser el lema de la formación de Pablo Iglesias, pero no sólo ahora o cuando ganen las elecciones, que se lo queden para siempre. Debe estar muy preocupado el de la coleta por lo que se pueda decir tanto de él como de su formación en las redes sociales, y allá que manda a sus borregos. Son sus ojos, sus censores y la primera línea de fuego ante cualquier crítica que pueda surgir contra ellos, son sus trolls.

Me imagino que la mayoría de los que me lean y no estén de acuerdo con ellos ya les habrán sufrido, ¿verdad? Puede ser en Facebook o en Twitter, da igual, ellos lo tienen todo controlado gracias a sus esbirros. En Twitter los insultos, las correcciones o simplemente tratarte de tonto me parece más normal. Twitter es una red social bastante abierta en la que cualquier persona puede ver cualquier tipo de comentario. Haz la prueba critica a Podemos o a Pablo Iglesias en Twitter y verás que poco tarda en aparecer algún “defensor de su causa”.

Pero lo más curioso es Facebook, Facebook es una red social más cerrada y existen, en el ámbito político, muchos grupos y bien diferenciados. Yo pertenezco a muchos grupos, la mayoría de ellos formados por personas que están en contra de esta formación política, pues bien, siempre aparece algún infiltrado (troll) pro-coletas en esos grupos. Cualquiera que lea el nombre de un grupo sabe desde un principio que tipos de mensajes puede leer ahí. A mi no se me ocurriría nunca entrar en un grupo pro-comunistas, por ejemplo, yo se que no voy a estar de acuerdo con él y me resulta más saludable ahorrarme sus sandeces. ¿Por qué entra la gente favorable a Podemos en grupos que, evidentemente, están en contra? Es sencillo, para censurar, criticar, insultar y tachar a todo el grupo de cualquier cosa menos de bonito. Lo curioso del caso es que deben tener cierto poder porque se las arreglan para que algunos comentarios sean borrados de Facebook, esto va por ti Alex que se que te ha pasado.

Estamos hablando de un partido que ahora mismo no tiene ni Ayuntamientos, ni Comunidades Autónomas ni, mucho menos, el Gobierno. ¿Alguien se imagina a esta gente con algún tipo de mando en plaza? Creo que entonces veríamos aquello que decía el impresentable de Pablo Iglesias, si, lo de las cacerías de fachas. Aquí te espero comiendo un huevo, Pablete.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL