Existe una rara tendencia en España a confundir la velocidad con el tocino que es más que preocupante. Hay internet, redes sociales, periódicos online, la información es abundante y al momento, pero aun así parece que mucha gente no se entera de nada. Y lo más extraño de todo es que parece que cada vez le pasa esto a más gente.

Publica una encuesta el CIS en la que se dice que sólo el 16% de los españoles estarían dispuestos a defender España en caso de conflicto sin dudarlo y otro 22% sería más bien proclive a participar. Bien, defender España no es defender a Mariano Rajoy, o a Pedro Sánchez o a Cayo Lara o a Rodrigo Rato. España es, hoy por hoy, la casa de todos incluso la de la gente que no quieren ser españoles. España es nuestra casa, donde vivimos nosotros, donde viven nuestros hijos y donde viven nuestras familias y amigos. España es la herencia de nuestros antepasados, es la obra que a nuestros abuelos y a los abuelos de nuestros abuelos les ha tocado construir.

El defender a tu país no quiere decir que estés a favor de la guerra ni de matar gente. Defender a tu país es proteger lo tuyo como protegerías tu casa en caso que unos ladrones entraran a robar. Defender España significa que tus hijos y tus familiares puedan seguir manteniendo su modo de vida, e incluso sus vidas. Defender España no quiere decir que seas facha o de izquierdas, debería ser tan natural como el proteger lo tuyo cuando te sientes atacado. Eso es para mi defender España.

Yo no quiero guerras, no quiero que España invada ningún territorio, no quiero que España ataque a nadie sin justificación alguna, eso no es defender España. Pero tampoco quiero que lo hagan con España, si esto sucediera yo formaría parte de ese 16% que defendería mi país, porque estaría protegiendo a los míos. Estaría protegiendo incluso a aquellos que no estarían dispuestos a hacerlo. No sólo hay que leer más, hay que comprender lo que se lee y no interpretarlo como algún imbécil mesiánico diga que se interprete. En caso de necesidad estoy seguro que, uno de esos personajes que no están dispuestos a defender lo suyo, estarán encantados con que lo hagan otros. Eso queda en evidencia cuando se necesita a la policía, a la guardia civil o al ejército, cuando hacen falta los primeros en llamarles son los que más les critican.

Esta encuesta, que parece irrelevante, es para mi una encuesta fundamental. Esta encuesta deja en evidencia a mucha gente y muchas cosas. Lo primero que deja en evidencia es que hay gente que no se entera de nada, pero esa gente que no se entera de nada también sería defendida. Y después que hay crisis, lo raro es que sigamos existiendo porque hay una gente por ahí repartida que no se sabe si mata o espanta.