Julia Otero moderna confunde velocidad y tocino
Julia Otero


Que no se asuste nadie, no voy a defender hoy ni a Rodrigo Rato, ni a Miguel Blesa, ni a ninguno de los chorizos ladrones de las famosas tarjetas de Caja Madrid. Porque Rato y Blesa no son los únicos ladrones, son bastantes más, aunque en este país hay vara de medir hasta para atacar a los ladrones. Si es de ideología, digamos que, progresista el ataque es sosegado, sin alteraciones y hasta con alguna que otra justificación. Si los ladrones son de derechas y, además, amigos de Aznar el ataque es sin piedad aunque sea metiendo alguna que otra mentira para provocar más a los atacantes. Igual de ladrones son todos, sólo que alguno después de gastarnos 1.000€ en el Super de el Corte Inglés se iba a las manifestaciones del 1 de Mayo con el puño en alto y hablando de lucha obrera, ahí si hay diferencias.

Entre los atacantes sin piedad a los ladrones de ideología contraria nos podemos encontrar con periodistas tipo: Jesús Cintora, Ana Pastor y Julia Otero. Gente que en su momento supieron acercar su título de periodista al sol que más calienta en España y ahora viven de ello. Porque ese sol que más calienta se ha ocupado durante años de vendernos a esos “periodistas” como reyes de la imparcialidad y la objetividad, como por ejemplo Iñaqui Gabilondo. Tiene este tipo una imagen artificial de periodista objetivo e imparcial que no se de donde ha salido, bueno si lo se, de sus amigos socialistas. El señor Gabilondo, si tiene algo, es que siempre ha sido un periodista al servicio de la causa, la socialista claro, uno más. Pero hoy no voy a hablar de Iñaqui, hoy voy a hablar de la mujer anuncio, la parcial por excelencia, voy a hablar de Julia Otero.

Rodrigo Rato ha presentado un aval bancario de tres millones de euros, del banco Sabadell, ante la Audiencia Nacional para pagar su fianza. El twit que reproduzco es de Julia Otero, ¿a alguien le parece normal que una periodista de este país publique un twit como este? En primer lugar evita citar el banco, lógico, es el Sabadell y es el banco para la que ella hizo una campaña de televisión. Y en segundo lugar nos trata de tontos porque lo que ha conseguido Rato es un aval bancario, que no préstamo. Que pasa, ¿no sabe Julia Otero que el banco avalista es el Sabadell? ¿No sabe Julia Otero la diferencia entre un aval y un préstamo?

La engaña audiencias lo sabe perfectamente, pero no le interesa decir la verdad. No le interesa citar al banco porque si no se le puede acabar el chollo en su partida de ingresos publicitarios, progre pero no tonta. No le interesa decir que en un aval, el banco no pone dinero, si no que lo garantiza e incluso muchas veces retiene ese saldo del avalado, porque si no se le acaba el chollo de sus ingresos por programa.

Los periodistas tipo Julia Otero no es que no me gusten, dan asco, son profesionales vendidos a una causa, aunque esta causa no sea siempre la verdad. Deberían ser expulsados y repudiados de la profesión sólo por escribir frases como estas. ¿Y por qué? Porque lo que buscan es manipular al personal siempre con el mismo fin, el beneficio propio. Me río yo de los periodista libres e independientes de éxito en este país, son unos vendidos. Se venden sólo a su causa porque la verdad les importa un pito, sólo les importa la verdad si les interesa a ellos. Al final esto si que es una verdad, Julia Otero miente.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL