Curiosamente parece ser que hemos tenido mucha suerte. Por los datos que nos ofrecen las agencias espaciales de los países más importantes del mundo hemos determinado que la vida solo ocurre en el planeta Tierra de nuestro Sistema Solar, algo por lo que deberíamos estar agradecidos, puesto que la vida no es más que una sencilla casualidad.


Franja de habitabilidad o ecosfera
Empecemos por lo fundamental para que la vida se pueda formar en el Universo, una sistema solar, consistente de planetas que giran alrededor de una estrella. El problema es que no vale cualquier planeta de un sistema solar determinado, sino que tiene que ser un planeta que se halle en la denominada zona de habitabilidad de una estrella, que es la franja espacial sobre la que la estrella emite la energía justa y necesaria para permitir el agua en estado líquido, una atmósfera con una presión correcta etc, es decir, un área alrededor del planeta que permita las condiciones necesarias para que se pueda dar la vida tal y como la conocemos. Esta zona de habitabilidad es un espacio muy restringido, pero en teoría cualquier planeta que se encuentre en la misma podría albergar vida inteligente… ¿No? Vamos a ver si la vida es algo tan frecuente como parece a simple vista, y en concreto la inteligente:


Frank Drake
La llamada ecuación de Drake es una fórmula…seguir leyendo