Embargo de la vivienda de Artur Mas
Atur Mas


Hay algo que supera con creces las condiciones económicas de las que disfruta un político durante su vida activa. Esas condiciones son fácilmente superables por las condiciones que disfruta el político cuando deja de ejercer su actividad política, cuando se convierte en ex-político. Recientemente ha “renunciado” Artur Mas a su cargo, que tristeza, ¿no? Pues no lloréis, ahora va cobrar 7.000 € al mes, va a disponer de oficina, secretaria, coche oficial y escolta, va a vivir como un marqués, vaya.

Y pareciéndome, como me parece todo esto, una barbaridad hay algo que me pregunto anonadado: ¿para qué quiere una secretaria y oficina un ex-presidente de lo que sea? ¿Para hacer el paripé y parecer que cobra por algo? Siempre me he hecho esta pregunta y las únicas respuestas que encuentro son, la ya citada anteriormente y en segundo lugar para recibir a personas en privado y que nadie le vea ejercer un tráfico de influencias de esos que hacen época. Les pagamos todo eso para que puedan seguir delinquiendo de una manera un poco discreta.

Vivimos en una nueva época feudal, eso está claro. Y encima los señores feudales tienen la suerte de tener vasallos que además de pagar, les justifican. Una cosa es pagar al estado para que se haga una carretera y otra cosa bien distinta hacerlo para que un vago y un presunto delincuente que nos ha amargado la vida durante su presidencia lo siga haciendo, y pagado por todos. Me sorprende aún más que el día que dejó de ser presidente todavía hubiera gente, gilipollas más bien, esperándole en la puerta para darle la mano. Vasallos y tontos, vaya mezcla más peligrosa.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL