Es raro que alguien me vea charlando o tomando una cerveza en un bar con alguna persona de la que después hable mal. Si una persona me cae mal no comparto ni un minuto de mi vida con ella para nada, ni voy a tomarme nada con él ni, como dice el dicho, iría a recoger siquiera billetes de 500 euros. Es normal, cuando una persona te cae mal, no tienes buena relación, te parece mala persona o es, a tu modo de ver, simplemente un imbécil le rechazas sin más; ni esperas nada de él, ni esperas que él espere nada de ti.

Los ecos de la reciente celebración de la fiesta nacional del 12 de Octubre no cesan, todavía siguen los podemitas, comunistas, separatistas y demás dando la brasa con el asunto. El último ha sido el Errejón irradiador quien ha propuesto el día 19 de Marzo como una fecha más adecuada para ser la fiesta nacional. ¿Y alguien sabe por qué? Pues yo me imagino que simplemente por llevar la contraria.

Yo les haría una pregunta mucho más fácil: ¿os gusta algo de España? Es posible que así termináramos antes, con lo que les gusta más que con lo que les disgusta. No se si como una mera pose para conseguir sus verdaderas intenciones que son vivir de nuestros impuestos, pero es que clama al cielo. No les gusta la bandera, no les gusta el himno, no les gustan los toros, no les gusta la Semana Santa, no les gusta la Fiesta Nacional, no les gustan las fiestas tradicionales, no les gusta el folclore, ¿qué les gusta? ¿Por qué quieren gobernarnos?

A mi la respuesta me parece muy sencilla, nos quieren gobernar porque lo que si que les gusta sobre todo es el poder y el dinero, y el sitio más cercano para conseguirlo es España, les pillamos a mano. Eso si que les pone como motos, como comunistas que son la mayoría. Hace poco esa gente tan respetuosa y tan racional, la CUP; ha propuesto nacionalizar la banca y colectivizar la propiedad privada. ¿Y para qué? Se preguntará algún ingenuo, pues muy sencillo, para manejarlo ellos y quedarse ellos con todo. Los comunistas rechazan la propiedad privada porque se quieren quedar ellos con todo.

Después de todo esto la pelota está en nuestro tejado, bueno más bien en el de algunos porque mucho lo tenemos claro. ¿Elegirías de presidente de tu comunidad de vecinos a un vecino que te odie y que no le gustes? No, ¿verdad? ¿Y por qué entonces de planteas votar a partidos como Izquierda Unida o Podemos si, como español que eres, no le gustas? Piénsalo, si te cuesta haz la lista de las ventajas y los inconvenientes.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL