Tras el fallecimiento de Rita Barberá algunos han aprovechado la ocasión para alegrarse públicamente de este suceso, para hacer memes y bromas varias o, simplemente, para expresar su odio hacia una persona que no pensaba como ellos y aprovechar también para insultar al Partido Popular. Pero lo que no esperaba es que alguien se dedicara a hacer publicidad de su negocio con la imagen de la ex alcaldesa de Valencia. Y eso es lo que ha ocurrido este fin de semana en Córdoba.

Un bar llamado “La Salmuera” se publicitaba en Facebook con el cartel que ilustra este artículo y con la leyenda “Callos con manos de ministro al estilo de Rita”. Un desafortunado reclamo a su clientela que ha indignado a muchos, pues utilizaba la imagen de Barberá y además llamaba cerdos a los ministros. La fotografía corrió como la pólvora e incendió las redes sociales, siendo muchos los que escribimos nuestras críticas en la propia página de Facebok del bar.
Pasadas unas horas retiraron el cartelito. Pero si desacertados estuvieron con esa publicidad fue peor, a mi entender, la forma de pedir disculpas, con un “Je suis La Salmuera”, haciendo suyo el famoso lema utilizado por el pueblo francés tras sufrir atentados terroristas; en un intento de hacerse pasar como agredidos cuando ellos fueron los que hicieron daño a muchos. Disculpas que, ante las críticas, también retiraron.
Y como ocurre en estas cosas no tardó en aparecer el personaje de turno en defensa de esta gente de “La Salmuera”, dedicando lindeces como la que os dejo a continuación, deseando la muerte a Mariano Rajoy. Penoso.
Es muy triste que ocurran estas cosas y que algunos tengan la necesidad de destacar y ser conocidos por su mal gusto. El bar “La Salmuera” no lo conocía, y eso que uno disfruta de la hostelería cordobesa, y como podéis imaginar no me verán jamás por allí. Ellos mismos se califican con sus actitudes, poco más hay que decir.