Una de las cosas más curiosas de ver que hay en la política es el apoyo que los famosos dan a los candidatos. Los artistas, escritores, actores, etc…suelen dar su apoyo al candidato que mejor vende, que normalmente es el situado en el ala izquierda. El que mejor vende, para que el artista de turno siga vendiendo, que eso es lo que realmente le importa. Y da igual en el país que sea, si es en España nunca apoyarán al PP, si es en Estados Unidos raramente apoyarán al partido Republicano. Pero ya si los candidatos se llaman Rajoy en España, o Trump en Estados Unidos todos los “intelectuales” huirán como alma que lleva el diablo.
Tras la victoria de Rajoy en España fueron varios los “intelectuales” que amenazaron con marcharse del país. Con la victoria de Trump en Estados Unidos está pasando tres cuartos de lo mismo. Pero con el paso del tiempo y como la memoria de la mayoría de la gente es frágil, no se va nadie. Todavía estamos esperando que Luis Llach se vaya de Cataluña, que Pilar Bardem se vaya de España y esperemos a ver si Barbara Streisand, por ejemplo, se va de Estados Unidos.
Todos en el mundo nos dedicamos a vender. Unos venden seguros, otros coches, los de más allá una canción, una película o un libro. Es decir, el mundo funciona en una continua compra y venta. El que hoy te vende algo, mañana tiene algo que comprárte y viceversa. Esta es una de las leyes básicas de este mundo en el que nos ha tocado vivir, ha sido, es y será así por mucho tiempo. 
El posicionamiento de esos “intelectuales” con respecto a la política no es más que una campaña de venta, una más. Apoyan al candidato “más vendible” sea cual sea el resultado porque las decisiones posteriores son muy claras. En caso de victoria, alegría y apoyo institucional bajo cuerda, es evidente, aquí en España se ha hecho siempre. Si, como sucede muchas veces, el candidato no gana llegan las amenazas, me voy. Pero esas amenazas casi nunca se cumplen y son para demostrar unos principio que, normalmente, no se tienen. No se suelen ir nunca, ¿dónde iban a vender mejor que donde están?