La Premiata Forneria Marconi (PFM) banda italiana de rock progresivo que consiguió un gran éxito comercial en la década de los setenta, traspasando las fronteras de su país natal. Siendo el único grupo italiano en alcanzar cierto renombre en Gran Bretaña y Estados Unidos, llegando a puestos de prestigio en las listas de ventas. Beben de grandes fuentes musicales como por ejemplo; Genesis, Camel y King Crimson, pero siempre con su original toque y sonido claramente mediterráneo.
Nos volvemos al principio de su historia, incluso antes de llamarse PFM. La fama empezó a sonreirles a finales de los ’60 tras unirse los restos de la disgregación de otros grupos como Nomadi o Pooh, coincidió en la época que empezaba a crecer la música progresiva. Ellos reunieron fragmentos de música clásica, jazz, música popular y rock. Fue un crisol de ideas interesantes en los que era posible dar rienda suelta a la creatividad total de cada uno. En esta fase su nombre como banda era de I Quelli y su objetivo era llegar a ser algo más que un simple grupo de aficionados y su deseo creció en el mismo período en que la manera más importante para comunicarse con los jóvenes era el lenguaje de los instrumentos.

 

I Quelli grupo compuesto por Franco Mussida a la guitarra, Giorgio Piazza al bajo, Franz Di Cioccio a la batería, Flavio Premoli a los teclados , también incorporan a un violín y flautista Mauro Pagani dando un giro importante a su estilo de música con claras influencias de Chicago y Jethro Tull, a partir de este momento se encierran con ensayos diarios de ocho horas para perfeccionar su estilo, produciendo su primera metamorfosis. Hasta finales de 1970 siguieron como músicos de sesión, pero poco a poco su nueva música fue calando entre sus seguidores. Entonces este quinteto es fichado por una discográfica llamada Número Uno y deciden cambiar de nombre, tras darle muchas vueltas se deciden por el de Premiata Forneria Marconi. Pensaron que un nombre difícil de aprender era difícil de olvidar. Dicho nombre lo sacaron de un titulo que había obtenido la panadería en cuyo sótano ensayaban, “Premiada Panadería Marconi”