El dicho de “cuando un tonto coge un camino…” se está haciendo realidad en Córdoba. Y parece que la única forma de cambiar las cosas es que se acabe el camino, porque el tonto seguirá siendo tonto durante mucho tiempo, todo sea dicho como “licencia artística” y sin ánimo de ofender, solo de definir, que quede claro… Y hoy traemos otro ejemplo del desastre que se vive en el Ayuntamiento de Córdoba con la gestión de la izquierda.

Resulta que en Córdoba, desde hace treinta y dos años, se celebran los Juegos Deportivos Municipales y en esta edición han llegado a las catorce disciplinas deportivas. Juegos en los que participan muchos colegios, clubs y colectivos de la Ciudad y que tienen una gran importancia en el deporte cordobés, pues son más de cinco mil niños los que se integran en seiscientos equipos. Ahí es nada.
Y resulta que este fin de semana tendrían que haberse iniciado las competiciones, con lo que eso conlleva para los participantes, entrenadores, jugadores y familias. Habiéndose reservado instalaciones deportivas, contactado con los árbitros, preparado equipaciones y demás. Todo para nada, porque el jueves se anunciaba la suspensión de esta primera jornada por la falta de un seguro para los deportistas.
Sí, el Instituto Municipal de Deportes de Córdoba, IMDECO, se había “olvidado” de contratar el seguro de protección sanitaria al que obliga la Ley del Deporte a los organizadores de eventos para cubrir a todos los participantes, con lo que no se han podido iniciar las diferentes competiciones. Y ante esta falta de previsión y error en la organización, ¿quién va a responder?, porque como se tarde mucho en contratar el seguro al final se van a tener que suspender los Juegos Deportivos Municipales…
Otra chapuza más de Isabel Ambrosio y su equipo, que demuestra una vez más que no saben gestionar, que no están en el día a día de las cosas y que por su inoperancia ocurren cosas como esta. Y es que ni para contratar un seguro valen…