Leía ayer el fantástico post en el blog “Tercer pie del gato” de mi compañero Juan Manuel Palomino sobre la enfermedad rara de la niña Celia y me paraba a pensar: ¿Es posible que en un estado tan saquedador con el ciudadano, como en el que vivimos, tengan que tomarse estas iniciativas cuando surge un problema así? ¿Es posible que con la barbaridad que pagamos a estos tragones no haya algo de dinero para ayudar a investigar ese tipo de enfermedades? ¿Cómo es posible que podamos aguantar esta tomadura de pelo tan tranquilos?

Acaba de comenzar una nueva, y vergonzosa, campaña de la Renta. El eslogan de este año es: “Si no fuera por tus impuestos sería imposible continuar la cadena, contribuimos para recibir”. Esta frase me parece sencillamente vergonzosa y descarada, me parece incluso provocadora y que directamente trata a quien la lee de imbécil. Señores de Hacienda, con el dineral con el que contribuimos podríamos vivir cada uno diez vidas recibiendo. Ese dineral no es para que nosotros recibamos. Ese dineral es para que de este estado agigantado sigan viviendo los primos de, los cuñados de, los hermanos de… Este dineral es para seguir manteniendo el ruinoso estado autonómico, los desfalcos de los políticos corruptos y los puestos y gastos estatales duplicados, por ejemplo.

Es una vergüenza que estos miserables nos hagan responsables de unos gastos de los que no somos partícipes, más que en a lo sumo un diez por ciento, para seguir saqueando nuestros bolsillos con total impunidad. Nos han metido tanto en la cabeza que este saqueo impositivo, más propio de un estado socialista, es justo y está justificado que parece pecado mortal quejarse e intentar pagar lo menos posible. Parece ya más grave no pagar impuestos que matar a alguien.

¿Cómo es posible que otros países no tengan tanto impuesto y sean la primera potencia mundial (EEUU)? Ahora me contarán la milonga de la sanidad. ¿Acaso es justificable pagar 300 euros al mes (en el caso de los autónomos) por el tema sanitario y de jubilación? ¿Cuantas empresas privadas te darían esos mismos servicios, igual de bien y por mucho menos dinero?

Y lo peor de todo es que lejos de quejarnos y de protestar del socialismo de supuestos partidos liberales como el PP buscamos la opción comunista, buscamos la opción de Podemos. Si un estado socialista es opresor en impuestos hay que agarrarse con lo que es un estado comunista. No nos enteramos de nada, parecemos entre tontos y nuevos. Y mientras tanto seguimos pagando para que continúe la cadena, es ya tan larga que llega hasta Panamá.